Virgen (B-55)

Virgen

De ser una simple virgen, aquella chica de las tetas grandes, se había vuelto toda una exhibicionista. No tengo ni que decir que, a mí, aquello me entusiasmaba. La verdad estaba pensando que, todas aquellas personas le metieran mano y la excitaran como una Escorts en Valencia, y pensaba que, trabajándolo un poco lo podía conseguir. Como os iba diciendo, ella también quería probar y, ni corta ni perezosa, dejó que aquel tipo enjuto y de pelo blanco, derramara su bebida sobre sus pechos. Siempre he pensado que, aquella experiencia sexual, no fue tan satisfactoria como yo había pensado. No sé por qué, eso me parece pero igual estoy equivocado. Tal vez había ido muy rápido, vete a saber. Por precaución cambiamos de lugar. Bueno, la idea fue mía. Aún tenía que educarla para que fuese una puta de categoría, como esas que podemos encontrar.

X

X